Se encuentra usted aquí

Haz de tu Hijo un Buen Lector

Leer es un proceso que permite comprender el significado de los caracteres escritos y debe comenzar desde que el niño tiene meses de nacido.

Pocas habilidades influyen más en el aprendizaje a lo largo de la vida de los hijos que la lectura. Y es cierto que los niños que tienen buenos hábitos de lectura tienden a tener éxito profesional (o un nivel educativo más alto) y por eso los expertos recalcan la importancia de la lectura desde temprana edad.

La lectura debe ser considerada como la herramienta más importante del aprendizaje porque el niño enriquece su cultura, favorece las relaciones sociales, construye un mejor vocabulario, reduce el nivel de estrés, aumenta su capacidad de concentración y memoria, además estimula su imaginación y la agilidad mental.

No obstante, para inculcar un buen hábito de lectura en su hijo es imprescindible que en casa vea que los mayores también leen.

Cada momento de lectura con su hijo puede ser enriquecido con creatividad e imaginación. Lo más importante es que, juntos, padre e hijo, disfruten el momento y compartan la satisfacción de leer y echar a volar su imaginación.

Una buena lectura permite que el niño se ubique en un contexto y pueda interpretar o imaginar las situaciones que vive el héroe de la historia y poder interpretarlo a su entorno. 

Es sumemente importante que los padres inculquen el hábito de la lectura en sus hijos contándoles anécdotas e historias. Desde que son muy pequeños deben leerles cuentos con imágenes para que ellos visualicen lo que se les está leyendo y así se les inculque el amor y curiosidad por el contenido de los libros. 

Varios estudios han demostrado que los padres que por lo general usan un lenguaje más amplio y complejo,  son padres que leen a sus hijos.

Los libros ilustrados permiten al lector interpretar una historia usando las imágenes, y esto ayuda a desarrollar el vocabulario en el niño, agudiza su habilidad para comprender y razonar con sólo ver las expresiones corporales, los rostros y el medio ambiente donde se está llevando a cabo la historia.

Al hablarle y leerle todos los días, al escuchar cómo ellos leen, estará fomentando el amor por el lenguaje y un amor por la lectura para toda la vida.

TIPS DE LECTURA PARA PADRES 

• Los bebés recién nacidos aprenden hablándoles, jugando y cuidándolos para que desarrollen sus destrezas de lenguaje para que, desde chicos, se convierta en buenos lectores. 

• Cuando el niño va al kínder empieza a jugar con las letras, los sonidos y se le puede ayudar a descifrar el código de lectura.

• Cuano los niños entran a primaria, los padres deben tener sesiones de lectura en voz alta, interpretando, comprendiendo y expresando la historia en su propia manera.

• Es importante no convertir la lectura en una obligación, ya que debe ser amena y entretenida.

• Las bibliotercas cuentan con libros con historias positivas en las que sus hijos se pueden identifican con el personaje central de la historia.

• Los mejores resultados con la letura se logran cuando los padres tienen un lugar tranquilo donde pueden concentrarse y leer a sus hijos.

• Siempre seleccione libros adecuados a las edades de sus hijos.

 

 

·